jueves, 7 de julio de 2016

Antonia es una niña que tiene muchos miedos y su amigo H posee un miedo especial a la memoria. Ellos fueron compañeros en el jardín de infantes y en la mitad del primer grado, luego H tuvo que irse a otra cuidad con sus padres. Cuando regreso, cinco años después, Antonia no lo recordaba, tuvo que revisar el álbum de fotos para acordarse bien de él. Apenas llegó H al colegio, empezó a destacarse en el fútbol, en las competencias de silbidos con los dedos, las maestras lo amaban porque sabía más que los demás en Historia y Geografía. Antonia pensaba que H era un niño más en el montón, pero esa visión tendría un cambio inesperado. 


Una mañana descubrió que la familia de H se mudó a una casa que quedaba al frente de la suya, lo que le disgustó mucho porque su espacio había sido invadido. Ella trató de hacer que se muden a otro lugar, mas no lo consiguió. Se dio por vencida y decidió asumir la realidad y que si se topaban no le hablaría. Un día se encontraron y H la saludó normalmente. Ella se limitó a decir "HOLA" con cara de palo y no habló más hasta que llegaron a la escuela. En el recreo Antonia trató de ser más cordial permitió a H llamarle "Toni", como todos. Pero H era el único que había decidido llamarla: "Ant".


Antonia se sintió mal por el "Ant" y fue a la casa de H; él le abrió la puerta y antes de que pronunciara una palabra interrumpió: ¿Sabes lo que es esto? ¿Tú lo sabes verdad?... un diccionario de Inglés - Español, y le enseño la palabra "Ant", que significaba hormiga, ella pensó que  H se estaba burlando de ella por su gran estatura, por lo que no le habló más.

H le entregó un diccionario de Lengua Española con un palo de helado como separador;  H señaló, en el mismo libro la palabra "anturio", le preguntó si sabía que era, a lo que ella respondió que no, es una flor, dijo él. Antonia suspiró aliviada, entonces piensas que soy como una hermosa y delicada flor silvestre, a lo que H se apresuró a taparle la boca. La palabra "anturio" empieza con "Ant", lo que quiere decir es que tu nombre puede ser hormiga o una flor, dijo él, tú eliges, yo sólo espero que siempre elijas aquella que sea mejor. En la noche, Antonia volvió a revisar todas las palabras que empezaban con "Ant", y luego muchas páginas pensó que amigo debería escribirse con H.

Un día H le invitó a su casa a almorzar. Ella aceptó, después de comer, él condujo a "Toni" "Ant" a una habitación en la parte de arriba y ahí estaba la abuela de H, que tenía pérdida de memoria; se sentó a saludarla y presentó a su amiga. Después le leyó a la abuela una historia, al rato Antonia tuvo que irse.

Al cabo de varios días, H le dio una invitación para su fiesta, al mismo tiempo que le dijo que estaba enamorado. No le dijo de quien, pero le comentó que se entendía súper bien. Se hizo ilusiones y pensó que estaba enamorado de ella.


Por fin, llegó el día de la fiesta, Antonia se presentó muy bonita y le entregó a H su regalo quien estuvo muy agradecido. "Toni", en vez de jugar, estaba imaginando dónde sería el lugar en el que H le pediría que ella sea su novia, luego, escuchó unos gritos y pensó que la abuela de H se había caído a la piscina y ella con todo y ropa se tiró a la piscina pero solo era que H, en vez de pedírselo a Antonia, le pidió a Andrea, que sea su novia. 

Después de un tiempo llegaron los exámenes finales y la fiesta de fin de año. H le contó a Antonia que su papá había decidido llevarlo a los Estados Unidos a estudiar el próximo año. Estuvieron en la fiesta con todos los compañeros de salón del Instituto San Isidro.

Antonia fue a  la casa de H para despedirse y entonces sucedió algo increíble, el tiempo se detuvo y todo era muy extraño que el último favor que le pidió H, le retumbaba como eco y la frase se repetía hasta lograr un sonido claro y contundente: no te olvides de mí. No te olvides de mí. No te olvides de mí., pero después de todo volvió a la normalidad.

H se fue a los Estados Unidos y ella estaba segura de que nunca olvidaría a su amigo. Y decía en voz baja, H, dondequiera que éstes, prométeme que no te has olvidado de mí.





Mauricio Antonio Gonzales Chuyacama
Brenda Paola Chiclla Chuyacama













No hay comentarios.:

Publicar un comentario